Archivo de la etiqueta: aprendizaje financiero

Neuro Riqueza: Cambia a una mentalidad de abundancia

Cómo crear riqueza desde lo que pensamos y hacemos, hábitos que te convertirán en rico y pensamientos que te llevaran a ser millonario y mejor persona, no se pierda esta gran conferencia del experto mundial en Neuromarketing y Neuroeducación de Jürgen Klarić.

“El oro no es una inversión, el oro es dinero”

oro

En esta sucinta entrevista con el Director de Casey Research, el Sr. Brian Hunt, se nos revelan algunos de los principales conceptos erróneos que existen sobre el oro … y le explicaremos por qué razón usted debería poseer algo de oro.

Casey Research : Brian, como bien sabes, el tema del oro es sobre el que la gente nos manda más preguntas y comentarios, aquí a Casey Research, mucho más que sobre cualquier otro tema….Y nos hemos dado cuenta que hay un buen número de mitos y conceptos erróneos acerca de oro por ahí fuera. ¿Podríamos dar un repaso a algunos de los más frecuentes ?

Brian Hunt : Claro. Probablemente el mayor error que los inversores cometen sobre el oro, es el de pensar que el oro es una inversión. Ellos escuchan a los analistas económicos de la CNBC (cadena de televisión americana) desmenuzar y analizar cada 30 dólares que se mueva el metal arriba o abajo, tal como lo harían si se hablara de una oscilación similar en el precio del crudo o de unas acciones o bonos. Todos los días comprueban la cotización del oro… para ver cómo va su “inversión” y si sube o baja…

Eso no es una forma muy útil de ver el oro.

El oro no es una inversión. Comprar mil acciones de Coca-Cola, es una inversión. Comprar un piso que te genere un alquiler, es una inversión.

Coca-Cola es una empresa que tiene como finalidad ver crecer sus ventas… lo cual le permitirá pagar dividendos cada vez mayores a sus accionistas. Similarmente, si compráis a un buen precio una propiedad para alquilarla, eso te devolverá la totalidad de tu capital original en forma de alquileres mensuales … y el resto es salsa.

Pero el oro no tiene nada que ver con estos dos ejemplos que os he dado…. El oro es dinero.

El oro ha sido utilizado como dinero durante miles de años, porque es fácilmente divisible, porque es fácilmente transportable, porque tiene un valor intrínseco, porque es duradero, y porque es aceptado en todo el mundo. Y, como Doug Casey nos recuerda, es una muy buena forma de dinero, porque los gobiernos no lo pueden imprimir a su capricho.

Pero el oro no paga intereses ni dividendos. No tiene márgenes de beneficio. Tus reservas de oro serán unos trozos de metal que tendrás almacenados.

Cuanto antes se den cuenta los inversores de que el oro es dinero … y no una inversión convencional, mejor estarán. Es una forma atemporal de dinero. Eso es todo.

Casey Research : Las personas también pueden verlo como un seguro, ¿no es así?

Brian Hunt : Correcto. El oro es verdadera riqueza, que puedes tener en la palma de tu mano, y también es un “seguro ante una crisis” … o un “seguro de riqueza.”

Tal como cualquier otro seguro que contrates, tu compras el oro y esperarás no tener que usarlo.

El oro es un seguro contra los banqueros que juegan a la ruleta con tus finanzas. El oro te protege de los gobernantes de turno que hacen juegos de magia con las cuentas del Estado. El oro mantiene su valor, desde hace miles de años, mientras que el papel moneda nunca lo ha mantenido. El valor de cada papel moneda que se ha creado, se acaba desplomando con el tiempo. Pero el oro no lo hace.

Una moneda es algo así como el precio de las acciones de un país. Con el tiempo, si un país produce más de lo que consume, ahorra dinero y mantiene una modesta cantidad de deuda, su moneda se revalorizará.

Pero si un país consume más de lo que produce … si gasta mucho y toma prestadas grandes cantidades, con el fin de poder hacer todo de ese gasto, su moneda caerá en valor. Mientras que las monedas fluctúan por todo tipo de razones a corto plazo, a largo plazo, los países que gestionan bien sus economías podrán disfrutar de monedas fuertes. Los países que administran mal sus economías, verán sus monedas caer en picado.

Ojalá pudiéramos vivir en un país que produce más de lo que consume … que valora la responsabilidad personal y el ahorro de dinero. Ojalá que nuestros gobiernos valoraran la responsabilidad fiscal.

Pero no lo hacen.

Aquí, en los Estados Unidos, alrededor de la mitad de la población, reciben de una forma u otra, algún tipo de paga del Gobierno. Más de 45 millones de personas están recibiendo cada mes, cupones de comida del Gobierno. Las personas están siendo pagadas por el gobierno, para que no trabajen.

Las personas empleadas por el gobierno gozan de unos salarios desmesurados, para el trabajo que hacen. Hay más gente que se beneficia de los impuestos, que gente que paga impuestos. No hay ninguna voluntad política para controlar el gasto y el endeudamiento.

Esta situación tiene que dar lugar, sin ninguna duda, a una crisis. Es por eso que tengo oro… y por eso recomiendo a la gente que tenga al menos el 5% o el 10% de su riqueza en oro.

Pero dicho esto, os diré en qué difiero del propietario medio de oro. A mí, me encantaría ver al oro caer hasta 300 o 400 dólares la onza (ahora está sobre 1.300 dólares). Me encantaría ver el valor de mi “seguro de crisis” caer por los suelos, en lugar de dispararse a las nubes… Tal como no quiero que se queme la casa de mi familia, para poder cobrar del seguro… o que no quiero que alguien se lleve por delante mi coche en algún cruce, para poder cobrar del seguro…si tuviera que llegar a ejecutar mi “seguro de crisis”, eso significaría que habría mucha gente pasándolo muy mal.

Pero al mismo tiempo, cuando miro a la banda de los profesores de universidad que tenemos y a los políticos de carrera que nos rodean, no soy tampoco muy optimista.

Casey Research : La verdad es que todos necesitaríamos un seguro contra esta gente, pero ¿cree usted que al menos los grandes inversores institucionales, como los grandes fondos de inversión, entienden el oro?

Brian Hunt : En absoluto. Ellos son tan ignorantes sobre el oro, como la media del ciudadano de la calle. Incluso puede que más.

Desde la década de los 80 al 2000, nadie se preocupaba por tener un “seguro”. Las acciones y la economía se dispararon durante casi 20 años y el oro languideció durante un largo período de tiempo.

Su importancia como dinero real – como una cobertura de crisis – fue olvidada por la mayoría de la gente … incluso por la gente supuestamente inteligente, que dirigen los grandes fondos de inversión.! Piense que ellos aprendieron su oficio durante un período de aumento de precios en la bolsa y de caída de los precios del oro, por lo que piensan del oro que es algo para gente extravagante, de esos a los que les gusta guardar latas de comida y hacerse un refugio nuclear, por si acaso.

Es sorprendente cómo con sólo con unas décadas de ir viento en popa, eso hizo que la gente se olvidara de la importancia del oro como un seguro contra desastres.

He oído a un montón de inversores institucionales, supuestamente inteligentes, verter mierda sobre el oro, ya que no tuvo buenos resultados durante los años 1980 y 1990. Les encanta enseñarte gráficos que muestran como iba a la zaga de las acciones y del mercado inmobiliario.

Pero, para mí es una comparación estúpida, porque el oro no es una inversión como las acciones y los inmuebles. El oro es simplemente oro. Como os he dicho, tú lo tienes y tienes la esperanza de no tener que usarlo nunca. No lo vas a comparar con una acción de Johnson & Johnson.

Casey Research : Creemos que nos has dejado claro tu punto de vista. ¿Algo más que añadir?

Brian Hunt : Es tentador hacer comparaciones con otros períodos complicados que hemos vivido en el pasado, y de los que hemos salido, como los años 30 o los años 70. Pero esas comparaciones históricas no sirven para nada. Y sé que se van a reír de mí por decir esto, pero no valen nada porque esta vez… es diferente.

Sé que decir : “esta vez es diferente” , es una frase inapropiada en el negocio de inversión, pero, dada la situación de la deuda global, nuestro gasto en prestaciones sociales absolutamente descontrolado, y el surgimiento de Asia como un gran acumulador de oro – todo eso hace que el mercado del oro actual, sea completamente diferente de cualquier mercado de oro que jamás se haya visto.

Por estas razones, no de doy ningún valor a los pronósticos sobre el futuro precio del oro, basados en los mecanismos que determinaron el precio del oro en el pasado. No le doy ningún valor a los intentos de poner precio al oro.

Yo, simplemente, acumulo el que puedo…pero espero no tener que usarlo nunca. Para mí, es así de simple.

Casey Research : Gracias por tu tiempo Brian.

Brian Hunt : Ha sido un placer.

Enviado por eduard malet

Reproducido desde: https://periodismo-alternativo.com/2016/05/04/el-oro-no-es-una-inversion-el-oro-es-dinero/

No te lo pienses más, ahorra con oro físico desde ya .

Es 1790 de nuevo

Por Hugo Salinas Price

Era 1790 y la Asamblea Nacional revolucionaria en París estaba preocupada.

Las quejas iban llegando a la Asamblea desde toda Francia, sobre que los negocios se habían estancado, las ventas habían bajado, la gente estaba sin trabajo, y había una gran escasez de dinero.

Esto era bastante natural, porque todo el negocio se ralentiza cuando se cuestiona a la fuente predominante de la autoridad. La prisión de la Bastilla había sido tomada el año anterior por una multitud revolucionaria, y se decían todo tipo de cosas feas sobre el rey Luis XVI y su joven y bella reina, María Antonieta.

Pero esta era la “Edad de la Razón“, y los más educados, las personas más inteligentes y más razonables de Francia eran miembros de la Asamblea Nacional revolucionaria, que se reunía todos los días en París.

La Asamblea juntó a sus cabezas altamente educadas y llegó a la conclusión de que la escasez de dinero era intolerable, y que la Asamblea realmente debía hacer algo al respecto.

¿Para qué tenemos cerebros altamente educados, si no podemos resolver el problema de la escasez de dinero? Sin lugar a dudas, la razón puede superar este problema.

Por lo que los miembros de la Asamblea Nacional pensaron sobre el problema de la escasez de dinero, y se les ocurrió una idea espléndida: “Vamos a crear el dinero necesario, y las cosas irán a las mil maravillas.

Así nació el “Assignat“. De la sabiduría colectiva de la Asamblea, el Assignat nació apoyado sobre la vasta extensión de tierras recientemente expropiadas por el Estado de Francia a la Iglesia Católica. ¿Qué podría ser más sólido que un reclamo sobre las bellas tierras de la querida Francia?

Los Assignats pronto se comenzaron a imprimir, con varias denominaciones de valor monetario en francos oro.

Al principio, los Assignats se distribuyeron junto con la moneda de oro por su valor nominal. Pero muy pronto, el valor de cambio de los Assignats contra el oro comenzó a caer.

Así comenzó un episodio de pesadilla que duró siete años.

La primera emisión de Assignats no alivió el problema de los negocios. Por lo que una segunda emisión siguió a la primera; y luego otra, y luego más, y cada vez más rápidamente y en más cantidad, y más y más y más, cayendo, cayendo, cayendo siempre en el valor frente al oro.

Los señores altamente inteligentes de la Asamblea decidieron que esta caída en el valor de su Assignat debía ser el trabajo de la gente mala y antipatriota que debían castigarse severamente.

La Asamblea decretó que un comerciante debía ser castigado con ser enviado a galeras o a la guillotina, si se aventuraba a pedir a un cliente que quería saber el precio del pan, con qué dinero pensaba pagar por el pan, si con monedas de oro o con Assignats.

La Asamblea creó una red nacional de espías para cazar a los malvados acaparadores de oro, confiscar su oro y separar sus cabezas de sus cuerpos.

Mientras tanto, los más inteligentes de la ciudadanía crearon enormes deudas en Assignats, con la certeza de que su valor no tardaría en caer en picado; con los Assignats prestados compraron todo tipo de cosas de valor duradero, tales como bienes raíces, arte y joyas. A su debido tiempo, el valor de la Assignat se redujo a casi nada y las deudas fueron eliminadas. Una enorme riqueza se trasladó de la masa de los ignorantes a los pocos que eran capaces de ver lo que estaba pasando.

Con el tiempo, la gente común de París se encontraron con que el pan era difícil de conseguir. El hambre se estableció, y el gobierno de París tuvo que proporcionar raciones de pan para la multitud, pan en descomposición y con gusanos.

En 1797 Napoleón llegó al poder en Francia. Puso fin a los planes muy razonables de los hombres de alta educación de la Asamblea Nacional, y declaró que, en adelante, sólo el oro sería dinero.

En el centro de la Place Vendome, donde hoy se alza una gran columna coronada por una estatua de Napoleón, una gran hoguera consumió montones de Assignats recién impresos y a la maquinaria de impresión de madera que los fabricaba.

Los hombres con alta educación y eminentemente razonables de la Asamblea Nacional habían tenido éxito en la poderosa obra de poner a Francia a sus rodillas. Pero de ninguno de esos hombres, responsables de la catástrofe colosal, se supo que jamás dijera al respecto: “Estábamos equivocados“.

2016: ¿Por qué es 1790 de nuevo? Porque al igual que en Francia en 1790, hoy tenemos un conjunto de hombres vanidosos que ejecutan la política económica del mundo sobre la base de una construcción intelectual defectuosa. En 1790, la construcción defectuosa fue el Assignat. Hoy en día, la construcción intelectual defectuosa es el dólar inconvertible y sus monedas derivadas.

En 1790, el oro era el enemigo de los hombres presumidos, debido a la depreciación del Assignat contra el oro revelaba la falsedad del Assignat; por lo que la Asamblea Nacional hizo todo lo posible para suprimir el uso del oro con la violencia en contra de sus propietarios. Hoy en día, el oro es una vez más el enemigo de nuestros maestros presumidos: el oro, cuyo valor amenaza con exponer la falsedad del irredimible dólar.

En 1933, el valor del dólar en oro era de 1 1/2 gramos. Hoy en día, el valor del dólar es sólo alrededor de 2 1/2 centésimas de gramo de oro. Nuestros maestros engreídos están luchando para evitar que su construcción intelectual, la moneda irredimible que es el dólar, se sumerja en un valor de milésimas y diezmilésimas de gramo.

Al igual que el Assignat, que en 1797 cayó a un valor de cero gramos de oro, el dólar se enfrenta al mismo destino inevitable. Y puesto que las monedas del resto del mundo son derivados del dólar, ellos también perderán su valor.

El defecto fundamental en el pensamiento de los miembros presumidos de la Asamblea Nacional de Francia en 1790 fue su idea errónea de que podían inventar un dinero más conveniente que el oro para lograr la prosperidad de Francia.

Hoy en día, el defecto fundamental en el pensamiento de nuestros presumidos Maestros del Universo es el mismo que el que cegó a los miembros de la Asamblea Nacional de Francia en 1790: Están convencidos de que su construcción intelectual, el dólar inconvertible, es mucho más conveniente que el oro para su uso como dinero.

La presunción de la mayoría de los miembros de la Asamblea Nacional de Francia en 1790 condujo a la postración total de la economía de Francia en el transcurso de siete años. Los banqueros centrales presumidos de hoy serán, sin duda, lograrán un mundo hundido en la postración económica. Pero no esperemos que cualquiera de ellos diga nunca “Estábamos equivocados“.

Así que por eso Es 1790 de nuevo.

Traducido del inglés: http://www.plata.com.mx/Mplata/articulos/articlesFilt.asp?fiidarticulo=284

Haz click aquí ahora mismo para saber cómo protegerte del dinero fiduciario